Radiadores eléctricos bajo consumo

Radiadores eléctricos bajo consumo

Son muchas las preguntas que nos hacemos cuando nos decimos a comprar radiadores eléctricos bajo consumo para nuestra vivienda o nuestra oficina.

En el mercado existen muchas opciones en cuanto a modelos, fabricantes y precios que sin duda nos van hacer dudar a la hora de decidir por la mejor opción.

Seguro hemos oído en alguna ocasión los términos radiador de aceite, emisor térmico, calefactor cerámico, emisor seco, emisor con fluido… por ello vamos a intentar aclararte algunos conceptos sobre ellos.

Radiador de aceite

Los radiadores convencionales denominados “de aceite” no son precisamente de bajo consumo. Son los radiadores más económicos en la compra, pero a la larga nos saldrán caros por la diferencia en consumo eléctrico con otras soluciones. Normalmente están fabricados con un chasis de hierro y el control de la temperatura se realiza en la mayoría de los casos con un termostato analógico con regulador manual.

Radiadores de aceite Haverland

Funcionan a través de una resistencia eléctrica que calienta el aceite, y esté a través del chasis metálico transmite el calor al exterior.

Existen modelos que controlan la temperatura de la estancia y se desconectan de forma automática cuando alcanzan, pero hay que tener cuidado con los que no lo hacen porque estarán consumiendo de forma permanente y esto puede elevar significativamente el consumo.

Estos radiadores no suelen ser muy grandes en cuanto a su superficie calefactora, pero aún así las potencias de consumo de sus resistencias eléctricas rondan los 1500-2500W. El aceite interno que incorporan no está optimizado para su eficiencia térmica, es por ello que requieren de resistencias de gran potencia para su calentamiento. Al ser de hierro la transmisión del calor a la estancia también es menor a por ejemplo los radiadores de aluminio.

Emisor térmico seco

Se llaman emisor térmico seco a aquellos emisores que no llevan ningún tipo de fluido en su interior. Este tipo de radiador optimiza el consumo respecto a los radiadores de aceite mencionados anteriormente.

Suelen estar fabricados en chasis de aluminio mejorando de esta forma el rendimiento térmico respecto a los de hierro, y podemos encontrarlos con regulación manual analógica, con termostato digital o con termostato digital con programación horaria y diaria.

Emisores termicos secos Haverland

Emisores térmicos secos

Funcionan mediante una resistencia eléctrica que calienta directamente el aluminio sin ningún aceite o fluido térmico intermedio.

En este tipo de radiadores tienen la ventaja de que proporcionan calor de forma muy rápida al realizarse directamente la transmisión de la resistencia al chasis de aluminio.

La desventaja que tienen es que se enfrían también con más rapidez que un radiador con fluido.

Emisor térmico cerámico

Los emisores térmicos cerámicos son una mejora de los emisores secos en sí. El chasis exterior sigue siendo de aluminio pero su interior está formado por un bloque cerámico de alta inercia térmica.

Emisor térmico cerámico

La resistencia eléctrica calienta el bloque cerámico y una vez caliente tiene la propiedad de mantener el calor en su interior. Aunque es un sistema bastante eficiente son pocos los fabricantes que optan por integrar este sistema en sus modelos del catálogo de calefacción

Emisor térmico fluido

Los emisores térmicos con fluido se pueden considerar los mejores radiadores eléctricos de bajo consumo, al ser los más eficientes con respecto al resto de sistemas.

Emisor térmico fluido

                            Emisor térmico fluido

Están fabricados en chasis de aluminio de mayor o menor calidad y en su interior incorporan un fluido térmico de excelentes propiedades térmicas. La resistencia eléctrica calienta el fluido termoconductor que a su vez calienta toda la superficie metálica de aluminio. Las potencias utilizadas para estos radiadores son de baja potencia en comparación a las utilizadas en los radiadores de aceite convencionales, pudiéndose encontrar potencias a partir de unos 300W.

Sistema convección aire

Este tipo de emisores térmicos, funcionan aprovechando la convección natural del aire, de forma que entra el aire frío por la parte inferior del radiador, atravesando las lamas del mismo, y saliendo caliente por la parte superior aportando un incremento de temperatura en la habitación o estancia.

A nivel de control de la temperatura los podemos encontrar con regulación manual, con termostato digital, con programador horario y semanal, y también con opciones de control domótico a través de internet.

Precisamente uno de los factores que influyen en el consumo final es el control electrónico que se hace de la temperatura. Es importante realizar un control preciso para optimizar las veces que el radiador se conecta y desconecta para conseguir la temperatura de confort que se haya establecido.

Conclusiones Radiadores eléctricos bajo consumo

Son muchos los factores que influyen en el consumo eléctrico final de un radiador. En primer lugar tenemos que dimensionar correctamente la estancia. No tiene sentido instalar un solo radiador de 3 elementos en un salón de 25m2. En este caso el radiador estaría consumiendo el 100% del tiempo porque el termostato nunca alcanzaría la temperatura confort que le marquemos, además de que pasaríamos frio.

Puedes usar nuestro simulador de elementos necesarios en función de tu zona climática.

Una vez conocidos el número de elementos que tenemos que instalar, la mejor opción si buscamos el máximo ahorro energético, será la elección de un modelo de radiador con fluido y con chasis de aluminio. En este caso los radiadores Farho es una de las mejores  opciones existentes en el mercado, puesto que sus radiadores incorporan aluminio de alta calidad para optimizar la transferencia térmica del calor generado en su interior.

Además optaríamos por modelos que permitan la programación por días y horas. De esta manera podremos marcar distintas temperaturas a diferentes horas del día en función de si estamos o no presentes.

Por último, la incorporación de la tecnología más avanzada, nos ayuda a mejorar aún más el consumo. Por ejemplo el modelo de emisor térmico Farho Xana Plus, permite mediante una unidad de Internet, controlar cada uno de los radiadores de nuestra vivienda de forma remota a través de un teléfono smartphone o una tablet.

Imaginemos un caso práctico: Tenemos los radiadores programados correctamente con nuestros horarios habituales de estancia en casa, pero un día, surge un imprevisto y llegaremos 3 horas más tarde a casa. Haciendo uso de esta opción, a través de la APP de nuestro smartphone desconectaremos la calefacción de toda la vivienda hasta que se haga la hora de retorno a casa. No tiene sentido tener la vivienda a 21ºC si no estamos en casa, generando además un consumo eléctrico innecesario.

Radiador wifi

                                     Convierte a Radiador wifi

LEAVE A COMMENT

Your email address will not be published. Required fields are marked *


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies